Drenaje Linfático

¿Qué es el drenaje linfático?

El drenaje linfático consiste en la utilización de las manos y los dedos para evaluar el flujo de la linfa, detectar zonas de estancamiento y redirigir la linfa estancada por otras vía alternativas, de modo que se reanude la circulación linfática normal. La estimulación se produce de un modo suave y lento, estimulando el funcionamiento del sistema.

Las tres acciones principales del drenaje linfático son:

1. Estimula la circulación de los fluidos del cuerpo. Activa la función y la circulación linfática e indirectamente estimula la circulación de la sangre.

2. Estimulación del sistema inmunitario. El paso de la linfa en los ganglios linfáticos estimula el sistema inmunitario. La estimulación de la circulación linfática activa la presentación antígeno/anticuerpo y reacciones inmunitarias.

3. Estimula el sistema nervioso parasimpático (efecto relajante y antiespasmódico)

Beneficios: · Reducción de edemas · Detoxicación del cuerpo · Alivio de numerosas inflamaciones crónicas y subagudas, como sinusitis, bronquitis y otitis. · Alivio del dolor crónico · Regeneración de tejido en quemaduras, heridas, estrías y arrugas · Reducción de los síntomas en la fatiga crónica y fibromialgia. · Acción antiespasmódica que alivia trastornos como hipertono muscular y algunas formas de estreñimiento. · Tratamiento de insomnio, estrés, pérdida de vitalidad y pérdida de memoria. · Efecto antienvejecimiento.

Este sitio web utiliza cookies, si continúas navegando consientes la aceptación de las mencionadas cookies. Para más información lee nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies